Centro estético y cafetería

Estética Tania

Estética Tania

Proyecto de interiorismo para un centro estético con cafetería que ya estaba desarrollando su actividad.

Tras varios años en funcionamiento, sus fundadoras deciden hacer un restyling de algunas zonas del local. Además de la necesidad de ampliar con una cabina más para tratamientos y en la zona de cafetería una zona de almacenaje y más mesas. 

Como principales requisitos se planteó mantener el suelo del local, intentar reutilizar lo máximo posible el mobiliario y en la mesa de trabajo de uñas buscar un material resistente al polvo y químicos. Además contábamos con el reto de un presupuesto muy ajustado.

Centro estético

La celosía cerámica es el elemento más característico

Después de conocer a las propietarias nos dimos cuenta de que eran personas muy conectadas con lo natural y con sensibilidad para lo artesanal. Que les gustaba mimar a sus clientes, en su mayoría mujeres. Por lo que se trabajó un estilo femenino, con una gama cromática en rosas, tierras y cromados,  buscando dentro de las posibilidades económicas usar materiales artesanales como son las celosías de barro y la rejilla de mimbre. 

La zona de recepción del centro estético se transformó en un espacio multifuncional que no solo serviría de recepción y sala de espera sino que también acogería las mesas de trabajo de uñas. De esta forma se consiguió liberar una de las habitaciones y convertirla en una cabina para tratamientos.  En esta zona se delimitó el espacio de espera y recepción del de trabajo de uñas a nivel de suelo, respetando el parquet que ya tenían en tono wengué; se colocó encima en el espacio de trabajo un suelo vinílico impreso con un motivo que imita  el terrazo en tonos tierra y rosa, de esta forma no solo se delimita el espacio sino que se protege el suelo para una zona que iba a recibir mucho más trasiego.

centro estético
Centro estético
Acabados

La pared que encontramos al entrar se ha revestido con una celosía de barro, colocada de tal forma que aparecen unas hornacinas en madera para poder exponer producto de venta. Para la mesa de trabajo se ha usado un silestone en tono arena, sujetada por las mismas celosias de la pared.

En la iluminación  se optó por mantener algunas de las luminarias más técnicas que ya tenían y añadir una iluminación más creativa, como la lámpara sobre la mesa diseñada para el proyecto en cromo. En paredes se pintó hasta media altura en un tono tierra, dejando de blanco el resto, dando así sensación de amplitud, y la cara interna de los arcos existente se pintó en dorado contrastando con el tono tierra de las paredes. El mobiliario del centro estético se eligió en una combinación de mimbre, madera y terciopelo.

Centro estético

El resultado final es un espacio con una estética mucho más actual, femenino y que invita a la calma.

Centro estético
Acabados

En la cafetería, siguiendo con la misma estética, las paredes se pintaron de la misma forma, la celosía se utilizó para revestir la barra y para crear una zona nueva de almacenamiento. Las mesas se reutilizaron pintando en dorado las patas y vinilando el sobre con el mismo tipo de vinilo del suelo: estampado en terrazo en tonos tierra y rosados. Las sillas se escogieron en terciopelos tonos tierra, y taburetes en dorados y terciopelo rosado.

Además se hizo mobiliario a medida, para una nueva zona de barra alta, en madera de roble claro y mimbre, también se utilizaron estos materiales en un botellero sobre la barra, decorado con plantas; por último, ya que la cafetería contaba con grandes ventanales, para dar algo de privacidad sin restar luz se diseñó un panel en mimbre a media altura del ventanal.